Consulta Psicología-Psicoterapia

 

 

 ¿Quién soy?    

            Susana Font Cuenca     

              Graduada en psicología, con formación en psicoterapia e hipnosis regresiva.


Cómo te puedo ayudar 

 

Mi método psicoterapéutico se basa en la combinación de técnicas extraídas en su mayoría de los modelos existencial, transaccional, cognitivo-conductual y sistémico, para el tratamiento de emociones, sentimientos, pensamientos y conductas, complementados con ejercicios de respiración/relajación así como de técnicas hipnóticas cuando se requiere de una mayor profundización en los orígenes y mantenimiento del síntoma.

                  Se interviene sobre:                   

                  - Dolores somáticos o psicosomáticos (dolores físicos de naturaleza en su mayoría psicológica).              

                  - Ansiedad.                          

                  - Tristeza o depresión.        

                  - Fobias (miedos acusados y persistentes, excesivos e irracionales ante la presencia o anticipación de un acontecimiento u objeto específico).                

                   - Aislamiento social y problemas de comunicación.                 

                   - Conductas compulsivas (ingesta de alimentos, compras, juego, etc).                  

                   - Etc,.

Todo ello en un marco terapéutico basado en la empatía, la aceptación, la escucha activa y la mutua colaboración entre paciente y terapeuta, con el objetivo de lograr la integración cuerpo-mente adecuada para cada persona.

 Dicha integración se traduce en una mayor capacidad de expresión, espontaneidad y creatividad ante el afrontamiento de nuevas o antiguas situaciones que requieren de nuestra adaptación, reduciendo en consecuencia, el nivel de tensión corporal y emocional que pudiera generarse durante el proceso.       

                                                                                                                                                    

Concepción y método de trabajo                                                                                          

 

           Aunque en la actualidad existen multitud de enfoques en el marco del tratamiento psicológico, mi método de trabajo no se basa en una orientación concreta, sino que consiste en la selección y combinación de diversas técnicas de tratamiento psicológico que mejor se adaptan a la particularidad de cada caso, pues bajo mi punto de vista profesional, es la terapia la que debe adaptarse al paciente y no a la inversa.        

          Como seres humanos, contamos con un cuerpo físico como sede de la experiencia del crecimiento, dolor y placer, sensaciones y emociones donde nuestros conflictos y bloqueos psicológicos ante situaciones dolorosas o traumáticas van imprimiendo su huella, que poco a poco y sin que nos demos cuenta, van configurando una “coraza” registrada en nuestro cuerpo como resistencias, tensiones y dolores de diversa índole más o menos crónicos.

        También puede ocurrir que en algún momento de nuestro ciclo vital, la vivencia de dichos  acontecimientos traumáticos (muerte de un ser querido, enfermedad, separación, abuso sexual, bulling, catástrofes naturales, etc) o de situaciones que impliquen un determinado grado de estrés para nosotros (cambio de trabajo, ruptura sentimental, mudanza, nacimiento de los hijos, etc) nos cause un impacto emocional tal, que los síntomas desencadenados persistan o se manifiesten durante un lapso de tiempo posterior al hecho que los originó.                

         Incluso el paso por las diferentes etapas normativas en nuestra evolución, como son la infancia, adolescencia, la edad adulta y la senectud, pueden generar en nosotros ciertas tensiones y dificultades en su superación.   Todo lo anteriormente expuesto, a modo de pequeño resumen, puede propiciar la aparición de síntomas que interfieren en nuestro funcionamiento cotidiano, tanto a nivel físico como psicológico.