Reflexología Podal

La reflexoterapia podal se basa en el hecho de que ciertos puntos de los pies se vuelven más sensibles cuando existe alguna enfermedad: el aumento del dolor en ciertos puntos de los pies indicaría la presencia de la dolencia, y el masaje en dichos puntos la aliviaría. Por ello, la reflexoterapia podal no es un simple masaje de placer, ya que suele producir incluso dolor cuando se presiona sobre los puntos seleccionados. 


Está indicada en casos de dolor en el cuello, columna lumbar, cuando hay menstruaciones dolorosas, estreñimiento, e incluso casos de asma. Es cierto que para algunas de estas dolencias la reflexoterapia podal es sólo una ayuda terapéutica, no un remedio definitivo (como en el caso del asma), pero puede complementar la acción de otras terapias. Los Reflexólogos suelen combinar con terapia floral lo cuál lo hacen más efectiva y se puede eliminar la dolencia tanto cómo prevenir alguna enfermedad venidera maligna. La teoria es que qualquier dolencia física está siempre producida por una dolencia emocional.

Sí está indicada para fiebres y mujeres embarazadas, siempre y cuando lo haga un profesional que sepa dónde está tratando y en qué intensidad.